lunes, 18 de mayo de 2015

Teriántropos, teriomorfos o antropomorfos bestializados

Teriántropo de Chauvet
Los teriántropos o teriomorfos son figuras pintadas, grabadas o esculturas que representan a un ser con parte humana y parte animal. El término proviene del idioma griego terrino (Θηριον), significando “animal salvaje” o “bestia”, y anthrōpos (ανθρωπος), que significa “hombre”·.Tal combinación se ha visto utilizada en numerosas comunidades humanas desde el paleolítico, lo que no quiere decir que su significado sea homogéneo en el tiempo y en el espacio. Estas figuras, mezcla de humanos y bestias, se han producido en todos los periodos de la historia humana, pero su inicio e inmediato desarrollo tuvo lugar con el comienzo del Paleolítico superior en Europa, dentro del desarrollo del arte paleolítico. En comparación con las numerosas figuras zoomorfas y signos que se conocen no son demasiados numerosos, pero constituyen un elemento clave en la interpretación del significado del arte paleolítico situado en el interior de las cavidades.

Antropomorfo o teriántropo
 de Los Casares
Tras la definición aparentemente precisa (parte humana y parte animal) y fácil de entender y visualizar, existen diversas dificultades en su identificación. Primero, en su separación con los antropomorfos (figuras humanas no bestializadas) que muchas veces fueron realizados con un acabado gráfico de muy poca definición o con una iconografía extraña y/o aberrante, siendo muy difícil distinguir si se trata de una cabeza de animal o humana con formas parecidas. Segundo, hay que considerar diversos casos que nos pueden llevar a la confusión sobre la presencia real y práctica de teriomorfos, es decir, a figuras que puedan tener las mismas o parecidas funciones pero no ser teriántropos en el estricto sentido gráfico. Me refiero a los antropomorfos poco o nada bestializados en el interior de las cuevas; o partes del cuerpo humano igualmente aisladas en el interior de las cavernas (manos, caras o máscaras). Tercero, a la existencia de signos de complejo significado (esquematización de la figura humana total o parcial, o del propio teriomorfo).

Características generales

Ante los inconvenientes identificativos relatados en el párrafo anterior he realizado un breve esquema de las características que deben de reunir estas imágenes o estatuillas para ser consideradas como teriántropos paleolíticos.

- De la mezcla humano-bestia parece que el proceso siempre es en una dirección, es decir, el humano se bestializa y no al revés. Lo más característico es que la figura represente un humano con una cobertura superior (cabeza y a veces torso) de un animal determinado. No se ven animales con cabeza y/o torso humanos, como con posterioridad se aprecia en numerosas culturas históricas.

- En muchas figuras consideradas como teriántropos se tiene especial cuidado en representar claramente el animal que acompañará a la parte humana. De no ser así habría que comprobar la existencia de signos claros de animalidad (cuernos, pico de pájaro, lengua no humana, colas, garras, pezuñas, etc.). Si faltasen estas muestras gráficas, la sola deformación inespecífica de la cabeza no se podría considerar como base de un teriántropo. La identificación del animal al que están asociados no siempre es fácil, aunque la mayoría son bisontes o uros, reconociéndose por los cuernos y el rabo en algunos, también hay de pájaros, ciervos y carnívoros. Algunas veces vemos combinaciones dudosas, como es el caso de que la figura del animal predomine en el gráfico, pero el bipedismo de aspecto humano (estar de pié) puede ser una prueba de que son mezcla de humanos y animales, siendo en algunos casos el único rasgo que podría indicar la existencia de un teriántropo. Sería el caso de Pech-Merle.

- Muchas veces están formando escenas con numerosos animales, ya sea de forma muy directa o colocándose estratégicamente de forma más o menos aislada, pero rodeados de numerosos animales. Así, no es raro que se muestren varios teriántropos juntos en una misma escena, como son los casos de Tito Bustillo, de La Peña de Candamo, Les Combarelles, Altamira y Les Trois-Fréres. Aunque raro, si pueden verse varios antropomorfos más o menos deformes y un teriántropo, como es el caso de Los Casares.

- En algunas de su representaciones se aprecia que el animal que es elegido para su transformación se representa en sus útiles (p. e. Lascoux). Parece indicar que los objetos personales de estos personajes podrían estar marcados con el animal elegido, como señal de su significación social y/o espiritual.

- Los teriántropos en soportes mobiliares pueden tener un significado especial por su movilidad. Se pueden agrupar al significado de las manifestaciones parietales, o por lo contrario tener un significado propio. Su menor número puede querer decir algo, así como el soporte sobre el que se ha realizado. No parece igual la finalidad del teriántropo de Hohlenstein-Stadel realizado únicamente para ese fin (misma función que una pintura o grabado), que la que pueda tener la Venus de las Caldas realizada en un posible útil (¿propulsor?), y ser utilizado exclusivamente por el mediador paleolítico como signo de diferenciación social.

- Muchos de estos teriántropos muestran aspectos sexuales marcados. Ya sea un explicito dibujo o grabado en el sexo femenino, que podemos ver en la cueva de Chauvet y en la de Tito Bustillo, o una mayor representación del sexo masculino con excitación sexual, apreciable en Tito Bustillo, La Peña de Candamo, Lascaux, Mas-d´Azil, Altamira y Les Trois Fréres. Tanto es así que se ha creado una denominación precisa para tal situación: Antropomorfo itifálicos o con su sexo eréctil, lo que nos hace añadir una nueva cuestión sobre su significado: ¿Representa una estimulación sexual y/o una simple indicación del género? En el siguiente cuadro se exponen los teriántropos sobre los que hay pocas dudas de su existencia como tales.



En el siguiente cuadro indico brevemente algunos ejemplos de antropomorfos sobre los que hay dudas de que sean o no teriomorfos. De igual forma añado imágenes que podrían tener la misma función que los teriántropos, sin ser gráficamente verdaderos teriomorfos.



Interpretación simbólica


Pocos estudios se han centrado en este tipo de imágenes paleolíticas, y su interpretación ha quedado reducida al contexto general del arte paleolítico. Parece claro que los posibles simbolismos del arte paleolítico estén muy relacionados con la producción de estas figuras, pero no todas las manifestaciones gráficas tienen por qué tener el mismo significado ni todos los teriántropos representar conductas simbólicas iguales. Los 30.000 años del Paleolítico superior ofrecen variaciones de diverso tipo que indican cierta variedad en este tipo de simbolismo. Ya en otra entrada expuse los problemas y posibles soluciones que pueden aplicarse al estudio del arte paleolítico (Arte paleolítico. Consideraciones sobre su estudio). 

Uno de los principales problemas que el estudio de los teriántropos ha tenido, es la falta de un método que estudio la cognición humana en su desarrollo simbólico. Todas las interpretaciones que se han dado han sido ideas más o menos subjetivas, pues les falta cualquier tipo de fundamento científico, o la simple comparación etnográfica con los chamanes que vemos en diversos pueblas de desarrollo parecido al de la prehistoria. La misma representación gráfica que comunmente se realiza de estas figuras se presta a cierto engaño, pues pretendiendo resaltar la figura gráfica (la gran preocupación de los estudios del arte paleolítico) se olvidan de la importancia del contexto, que cambia mucho su posible significado. El siguiente cuadro nos pone el ejemplo de uno de los teriántropos mas conocidos de Les trois-Fréres.     



El contexto es fundamental para el estudio de estas figuras y del arte paleolítico en general. Así, es necesario analizar cada figura dentro de su contexto temporal y geográfico, comparando sus características gráficas y asociaciones dentro de la cueva, para intentar sacar conclusiones fundamentadas en los datos arqueológicos, y no de comparaciones etnográficas de gran subjetivismo. Veremos el caso de los teriántropos del Auriñaciense, los cuales destacan en la actualidad por estar bien datados cronologicamente y corresponder con el comienzo del arte paleolítico. Se hace en el siguiente cuadro un breve resumen de todas estas características.


Utilizamos el fundamento que nos ofrece el Estructuralismo funcional en su explicación del desarrollo cognitivo (Mecanismos deevolución cognitiva) para explicar el contexto cognitivo que tuvieron los humanos del inicio del Paleolítico superior, es decir, con la emergencia de la autoconciencia en el inicio de este periodo. Se produce en diversos y distantes lugares de la amplia geografía europea, pero nunca se ha planteado el problema de las condiciones que lo generaron y de que pudieron ser varios los lugares que gestaron tal manifestación artística y simbólica. 

Existe la posibilidad de que se dieran varios focos, más o menos contemporáneos, de inicio del arte paleolítico, que con posterioridad se fueron influenciando, mezclándose y desapareciendo en la amplia unidad del Magdaleniense. Nos basamos en el diferente desarrollo inicial que presentan los yacimientos con teriántropos del Auriñaciense. Son varias las características que pueden inducir a este concepto:

- Existencia de teriántropos desde los primeros momentos (Figs. 1-6).
- La presencia de manifestaciones gráficas en los lugares de hábitat y dentro de las cavidades, ya dentro del Auriñaciense, aunque en desigual proporción y distribución. Su simbolismo no tiene porqué ser el mismo.
- Inicios con soportes, bestialización, ubicación, asociaciones, forma gráfica diferentes.
Veremos las fechas y distribución geográfica:
* Suabia: Hohlenstein-Stadel 32 Ky. Hohle Fels 35 Ky, Venus de Hohle Fels también con 35 Ky. tratzing. Venus de Galgenberg. 32000 BP.
* Cueva Fumane. 35.640 ± 220 y 35.180 ± 220 BP (41.000 BP cal GISP2).
* Cueva de Chauvet 32/30 Ky
* Cueva de Tito Bustillo 33 Ky. 32.990 ±450 BP

Conociendo las grandes dificultades que siempre han planteado las dataciones de este periodo, creo que lo más ecuánime es suponer que todas son similares en antigüedad, siendo muy arriesgado dar prioridad cronológica a cualquiera de estas yacimientos en función de su datación. Vemos que existen importantes diferencias entre tres lugares, lo que puede suponer la existencia de tres focos diferenciados, cuya evolución temporal y geográfica es igualmente muy diferente. Serían:

- Suabia y Chauvet
- Fumane.
- Tito Bustillo. No obstante determinadas figuras situadas en el panel principal (caballos y ciervas) podrían apuntar hacía una evolución desde modelos muy arcaicos (preeminencia de la figura humana, manos, fauna arcaica felinos, megaceros,etc.).

Conclusiones

Esto sería simplemente un ejemplo de como puede realizarse el estudio de los teriántropos, intentando vencer sus grandes inconvenientes y usando solamente los datos cognitivos que nos ofrece la Arqueología cognitiva y los que el registro arqueológico tiene asumidos. Naturalmente, si se produjeran nuevos descubrimientos, es posible que sea necesario retornar las conclusiones, que deberían de ser concordantes con esas nuevas informaciones, pero mientras tanto es mejor seguir este camino que lo ofrecido hasta ahora por medio de los trabajos tradicionales.